El despacho SANZ-DAZA ASESORES fue fundado en 1948 por Carlos Sanz-Daza Suárez, quien inició la actividad del despacho en el ámbito de la contabilidad y de los Impuestos Especiales (alcohol y bebidas derivadas, manteniéndose hoy día como una de las especialidades del despacho), ampliando paulatinamente el ámbito del asesoramiento a todas las áreas impositivas. Posteriormente se incorporó su hijo y actual director, Carlos J. Sanz-Daza Navarro (economista) y más recientemente se ha incorporado Carlos Sanz-Daza Espí (abogado y economista) y Joaquín Sanz-Daza Espí (abogado, Máster en derecho de la empresa, especialidad asesoría fiscal), nietos del fundador y que constituye la tercera generación dedicada a los servicios de asesoramiento.

 

SANZ-DAZA ASESORES se ha caracterizado desde sus principios por un continuo desarrollo marcado por la ampliación y mejora en la calidad de los servicios prestados. Ello ha sido posible no solo por las diversas generaciones de sus titulares, sino también a través de las sucesivas incorporaciones a la plantilla del despacho de varios profesionales (abogados como Jorge-Luis Lado Gual y contables como Emilio Sanjuán Úbeda). Por ello, actualmente el despacho está en disposición de poder ofrecer asesoramiento a empresas y particulares en diversos ámbitos como el contable, el fiscal, el contencioso, el mercantil y el administrativo.

 

Solamente algo no ha cambiado desde la fundación del despacho: sus valores. Esto valores son:

-  La honestidad.

-  La orientación al cliente.

-  La excelencia personal y profesional.

-  La adaptación al cambio.

 

La confianza de nuestros clientes es nuestro mejor activo. La mejor prueba de ello son aquellos primeros clientes que aún nos honran con su confianza desde la fundación del despacho y aquellos otros que se han sumado con el transcurso del tiempo.